miércoles, 5 de septiembre de 2012

Acarigua Historia del Mural y otras





El recordado mural del concejo Municipal



Mural de Virgilio Trompiz

En el año de 1.963, Acarigua tenía 35.000 habitantes siendo el Presidente del concejo municipal Federico Ramos Ramos y se Inicia la construcción del edificio Municipal, tal cual conocemos hoy día.

Para la fecha la ciudad estaba en pleno crecimiento, con migrantes esperanzados y con ganas de trabajar y llegados de todas latitudes, y debido a las circunstancia que se vivía con el auge agrícola y el denominado  Plan Arrocero, la ciudad presentò un acelerado crecimiento poblacional,  triplicando en cuestión de una década la cantidad de habitantes, y esa y otras fueron razones por la que se presenta en discusiones la propuesta de la realización de un mural, que embellezca nuestra creciente ciudad y se transforme en icono, e identifique la magnitud de las intenciones, 

El 13 de Junio de 1.964, se inicia la construcción de un mural en la fachada principal del la estructura municipal bajo la administración de Pacifico Cordero Gómez. Para este mural se contrató los servicios de un reconocido artista plástico, y se esperaba que  la obra representaría para la ciudad y para los llegados a estas tierras, un estimulante cuadro figurativo y alusivo a la transformación que aspiraba  Acarigua.

El Artista  Virgilio Trompiz,

Pintor venezolano, (5 de enero de 1927 en Coro, estado Falcón falleció en Caracas el 3 de Septiembre de 2012)

Desde 1940 hasta 1945 realizó estudios en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas. Entre 1942 y 1947 expuso en la sección especial del Salón Oficial Anual de Arte Venezolano, consagrada a los jóvenes estudiantes de la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas. En 1945 finaliza dos murales pintados al fresco sobre la pared de uno de los talleres de la escuela, estas obras fueron destruidas durante el proceso de refacción de la institución siendo director Francisco Narváez. En 1946, como dibujante de planos adscrito a la sección de carreteras del Ministerio de Obras Públicas, traza el dibujo correspondiente al tramo vial Bejuma-Canoabo.

En 1948 figura entre los miembros fundadores del Taller Libre de Arte; en este mismo año se incorpora como ilustrador de la Revista Tricolor donde permanecerá hasta 1970. 
En 1954 viaja a Italia, Francia y se radica por algunos meses en España. A partir de 1959 y hasta 1972 se desempeña como profesor de grabado y de pintura en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas "Cristóbal Rojas". 

En el año de 1.963, inicia la construcción del Mural en el edificio Municipal, estimulante cuadro figurativo y alusivo a la transformación que aspiraba la ciudad de Acarigua

Desgraciadamente en Septiembre de 1.978, el mural, símbolo de esta pujante ciudad llanera comenzó  a deteriorarse, sin que se hicieran averiguaciones, o estudios pertinentes para recuperar tan magnífica obra y sin dolientes, y con un pueblo dormido en el conformismo de la época,  se derrumbó a pedazos hasta su final destrucción en 1.985, sin que las autoridades explicaran las razones, motivos y el porqué desapareció el frontal del edificio municipal.

Fue así como de esta manera desaparece para el no olvido del colectivo presente, esa obra de la cual quedan recuerdos en fotografías y anécdotas de algunos; estas son razones para que las nuevas generaciones de acarigueños y acarigueñas, queramos conocer y recuperar para esta esplendorosa  ciudad, una obra parecida, que dignifique e iguale a la realizada en la década de los 60, por el artista Virgilio Trompiz, obra que le dio vida, alegría y brillo a la ciudad de Acarigua.

Otras que contar para la misma época, el poeta Acarigueño José Raúl Escalona en una revista local llamada “Signo”, con fecha 31 de enero de 1.963, publica un titulo “Pulmones Verdes le Nacería a la Ciudad” al mismo tiempo se precede a la reconstrucción de la Plaza Bolívar, en noviembre de 1.962, a un costo sin incluir la estatua de de 250.000, bolívares, con avenidas y una estatua ecuestre, donada por el Presidente de la Republica Rómulo Betancourt, que fue inaugurada en 1.963, obra del escultor italiano Prieto Canónico.

Para la misma fecha se inauguró  el Parque Manonerio, el parque Andrés Eloy Blanco fotos que fueron tomadas por el fotógrafo Jorge Briceño, del diario el Nacional, cuando el corresponsal era el Periodista y hoy Cronista de la Ciudad Carlos José Ojeda. Así como la Plaza virgen de la Corteza en 1.966, conocida como la Plaza de la Burrita.




En los años 60 del siglo (XX) para entonces Presidente Rómulo Betancourt, inaugura el  Liceo José Antonio Páez, el Gimnasio Cubierto Wilbaldo Zabaleta, y la Plaza Andrés Eloy Blanco, entre otras obras.


Fuente: Carlos José Ojeda. Cronista Municipal.

4 comentarios:

  1. Interesante blog para el conocimiento d la historia de Acarigua saludos

    ResponderEliminar
  2. Interesante blog para el conocimiento d la historia de Acarigua saludos

    ResponderEliminar
  3. Es importante llamar la atencion de los organismos competentes en rescatar la memoria arquitectonica urbana de Acarigua como parte del derecho que tienen las nuevas generaciones de disfrutar de un pasado glorioso en el desarrollo de una Acarigua que se transformo de pueblerina a una ciudad moderna. Da tristeza ver espacios publicos abandonados y edificaciones en franco deterioro a pesar de estar ubicados en pleno casco central .

    ResponderEliminar
  4. Que interesante que sigas publicando fotos e historia de edificaciones emblemáticas de la ciudad tales como: Edificio de la Sanidad que se ubica al lado del edificio municipal (Alcaldía Paez), Geriátrico, liceo Palacio Fajardo, entre otros.

    ResponderEliminar