domingo, 23 de enero de 2011

EL NOMBRADO "PACTO DE PUNTO FIJO"


TRAICIÓN AL PUEBLO VENEZOLANO



Las luchas revolucionarias que originaron el 23 de enero de 1958, fueron traicionadas por el Puntofijismo.


En el año de 1958, cuando  derrocada la dictadura del General Marcos Pérez Jiménez, las fuerzas consideradas revolucionarias, ubicadas en el Partido Comunista de Venezuela (PCV) y en sectores significativos de Acción Democrática (AD) se plegaron a los esfuerzos que realizaban la burguesía criolla y el imperialismo norteamericano para restituir el poder burgués en el país, promoviendo el establecimiento de un régimen democrático representativo y un sistema político de partidos.

Con ese escenario, se consolida una alianza política y se instaura un régimen civil democrático. Acción producida por el  llamado “Pacto de Punto Fijo” mediante el cual, los partidos políticos: Acción Democrática, COPEI y URD se comprometían a darle un elevado tono al debate electoral y a respetar y hacer respetar el resultado de las elecciones. La decisión de concertar acuerdos tuvo su origen en Nueva York, donde los activistas: Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba y Rafael Caldera, habían firmado la primera versión del Pacto de Punto Fijo. 
 Según explica el historiador Velázquez (1992): “Terminaron por aceptar la tesis de que el porvenir sería suyo, en la medida en que entendieran que el poder político es el producto de un conjunto de alianzas y acuerdos entre los diversos sectores que integran el país” (Pag. 177). Todo esto  contó con el respaldo del empresariado agrupado en FEDECAMARAS y de las Fuerzas Armadas Nacionales. Es así como se inicia la denominada Democracia Representativa y puntofijista.


Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba y Rafael Caldera
 
Una de las primeras acciones políticas que tomaron,  fue el descarte de los partidos de izquierda, todo esto  debido  a los acontecimientos que trajo la Guerra Fría,  a la bipolaridad soviética-norteamericana, potencias empeñadas en el dominio del planeta a nombre del “Socialismo” una y del “Capitalismo” la otra. En ese marco mundial, los nuevos gobernantes se identificaron con el imperio norteamericano y por exigencia de estos o por rendir pleitesía, rompen los acuerdos revolucionarios; ya que, la ideología comunista contrariaba el carácter burgués y liberal del proyecto; la  propiedad privada, la acumulación de capital y la libre empresa, eran elementos que contradecían las banderas que defendía el comunismo nacional e internacional. En cuanto a la iglesia, ésta tenía sobrados motivos para rechazar cualquier planteamiento hecho en nombre del comunismo.


28 de Noviembre de 1960

Todo  esto trajo como consecuencia, el inicio de nuevas luchas por parte de los excluidos, que fueron engrosando en número de cinturón de miseria ubicados en los barrios y sin derecho a la tierra y a una vivienda digna. Continuando así, otra etapa de la resistencia contra la democracia reformista, la que produjo la derrota, división y confusión de las fuerzas revolucionarias y del movimiento obrero y popularDe acuerdo a lo antes señalado y para asegurar la gobernabilidad del naciente régimen se requería de la satisfacción de las demandas materiales de la población, de allí que el discurso de los partidos políticos se haya dirigido a la reivindicación de las necesidades de esa población. Ahora la democracia debía ser sinónimo de acceso a los recursos que proporcionaba la riqueza del petróleo.
En otras palabras como aseguran Baptista y Mommer (1992) “La democracia debía transformarse en elementos tangibles que mejoraran la calidad de vida del venezolano: empleo, salud, educación, servicios públicos, debían ser áreas en las que el Estado debía centrar su acción”. (Pag. 33). Por consiguiente, eran urgentes  acciones contundentes para lograr dicha demanda, como lo señala los planes del gobierno;  CORDIPLAN (1960):

“Venezuela, que aparece como país rico, no puede estar ni siquiera medianamente satisfecha en sus esfuerzos de desarrollo mientras subsista, al lado de un sector con recursos comparables a los países industrializados, grandes masas depauperadas. Para alcanzar esta meta fundamental de bienestar se impone por imperiosa necesidad, ya admitida por todos, el aprovechamiento óptimo de los recursos provenientes de las actividades petroleras y mineras, a fin de lograr el fortalecimiento de la economía permanente de Venezuela, basada en la agricultura y la industria. En otras palabras, la consigna de la siembra del petróleo debe cobrar vigencia y efectividad. Al Estado corresponde la mayor responsabilidad en la buena inversión de los ingresos del petróleo que, por ser de una fuente perecedera, deben destinarse en su mayor parte a crear nuevas fuentes de ingreso. Nunca podrá repetirse demasiado este concepto. Su aplicación efectiva es en realidad la verdadera razón de ser de la planificación en Venezuela”  (Tomado del preámbulo).(Pag.3)

Desde esta perspectiva, a partir de 1961, con la promulgación de la Constitución, comienza el primer ensayo sistemático de institucionalización del Estado liberal democrático. Las políticas empleadas por el puntofijismo se fueron consolidando según sus intereses y conveniencias y se hizo evidente que no solventaba las insuficiencias reales de los mas necesitados y que eran la mayoría y el espíritu opresor se evidenciaba en la forma de controlar al pueblo en las manifestaciones populares que pedían a gritos reivindicaciones y el gobierno se valía de la Guardia Nacional como agente represor y de intervención de los movimientos populares.
Dentro de este marco, la situación de la mayoría de los habitantes del país era crítica y se encontraban  en  un  estado de pobreza extrema producto del desempleo sumado a la  marginalidad, alto índice de analfabetismo, malos servicios públicos, deficientes sistemas de salud, etc.



Según Carrera Damas, (1993) “Sería resultado de dos factores: la propia evolución histórica de la sociedad y su articulación con el Sistema Capitalista Mundial”. (Pag. 199).

Todos estos acontecimientos, trajo como consecuencia, que un  sector de izquierda del partido URD  (Unión Republicana Democrática) aliado al gobierno específicamente el caso del Periodista Fabricio Ojeda, al ver tantas injusticias, decida incorporarse a las luchas armadas en julio de 1962,  renunciando al Congreso Nacional para irse a la guerrilla, siguiendo la misma línea que el PCV (Partido Comunista de Venezuela) y el MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria).  De acuerdo a este planteamiento señala Linárez (2006)  (citando parte del congreso del Partido Comunista.)

Es necesario enfrentarnos ya al futuro de violencia que se cierne sobre el país. Esto obliga a las fuerzas patrióticas, y en especial a la clase obrera y a los campesinos, a dominar todas las formas de lucha, ya sean legales o ilegales, clandestinas o armadas, para responder y derrotar a los enemigos en el terreno que las circunstancias las coloquen” (Pag.31)

De esta manera, la lucha continuaba y la meta por lograr sus objetivos, los cuales consistían en conducir al pueblo venezolano hacia el camino del Socialismo por medio de la Revolución Nacional, haciendo realidad un programa claramente antiimperialista.

Mención importante a resaltar, es la el trujillano Fabricio Ojeda; este, venido de Boconó, desempeñó la secretaria del Concejo Municipal del Distrito Páez,  en 1949, cuando ejercía la presidencia de ese organismo el barinés que se sembró en Acarigua y posterior empresario, Jesús Filardo Rodríguez. (Fuente: Carlos Ojeda), Fabricio, también ocupó la Presidencia de la Junta Patriótica que derrocó al dictador Marcos Pérez Jiménez. En las elecciones generales de 1958, fue elegido diputado de la URD, al Congreso Nacional, por el Distrito Federal, en 1962 debido a las circunstancias relatadas,  se unió a las guerrillas. Con ese objetivo de redimir al pueblo, haciendo honor al sacrificio de sus mártires, a sabiendas que esta decisión implicaba de los riesgos, peligros y sacrificios que ella conlleva. 


La madrugada del 23 de enero, Fabricio Ramón Ojeda hizo un llamado a la calma del pueblo tras la caída de una de las dictaduras más opresoras en la historia del país, y así reveló su identidad como presidente de la Junta Patriótica.
En fin, el país necesitaba de cambios profundos para que los derechos democráticos del pueblo no fuesen letra muerta en el texto de las leyes, para que la libertad existiera y la justicia imperara; para que el derecho a la educación, al trabajo, a la salud y al bienestar fuesen verdaderos derechos para las mayorías populares y no privilegios de escasas minorías. Pero Fabricio Ojeda fue detenido meses después, sentenciado por un Consejo de Guerra a 18 años de presidio por Rebelión Militar. Pero recluido en la cárcel de Trujillo, logró fugarse en compañía de otros compañeros. Apresado de nuevo en junio de 1966 en Caracas, fue asesinado cuatro días después de su captura, por miembros de los cuerpos represivos del régimen que presidía Raúl Leoni.

En consecuencia, las reivindicaciones sociales y económicas cada vez se alejaban más de la realidad del pueblo, y contradecía  la visión de la comunidad internacional de considerar a Venezuela como un país poderoso por sus rentas petroleras; en este sentido, se toma como referencia lo investigado por Quintero (1968).
"La cultura del petróleo... establece normas y crea una filosofía de la vida, para adecuar a una sociedad a la necesidad de mantenerla en las condiciones de fuente productora de materias primas... no se subordina a las necesidades de nuestros grupos humanos, sino que estos son sometidos por aquella".(Pag. 21).

De lo antes planteado  se deduce, que el empobrecimiento de gran parte de la población venezolana, se debió a que la mayoría de los venezolanos se dedicaban al cultivo de la tierra, pero con las ganancias seguras que producía la actividad petrolera, el país no diversificó la economía y que permitiera esta,  acumular un capital propio, que los hiciera menos dependientes de los vaivenes del mercado petrolero internacional. Sino que el Estado, creó miles de empresas estatales, se concedieron créditos, que no se recuperaron y al no poder cancelarlos estregaban las empresas como pago. Además aumentó por un lado la burocracia, la cual alimentaba el clientelismo político, gremial y sindical.
Otra característica para entender el empobrecimiento del país, fue la participación de las trasnacionales, al aprovecharse del modelo rentista; descrito en el análisis que hace el Investigador y matemático Domingo  C. (1994) cuando señala:

“El modelo de siembra de petróleo llevó a la consolidación de grandes grupos económicos, asociados a algunas familias (grupos Polar, Mendoza, Boulton, Blohm, Phelps, Cisneros, Tinoco, Vollmer, etc.), algunos de ellos tradicionalmente importadores, que fueron diversificando y ampliando sus actividades por sus relaciones y posiciones dentro del aparato distribuidor del Estado. Esto le permitió apropiarse una parte sustancial de la renta petrolera y colocar en el país y en el exterior, fuertes capitales (Rangel, 1970; Machado de Acedo, 1981), dando origen a una riqueza fastuosa frente a grupos campesinos y marginales sumidos en pobreza extrema, con todas las consecuencias sociales negativas que resultan de esa diferencia”. (Pag. 31)

En líneas generales el país en su totalidad resistía las decadencias, los venezolanas sumidos en el abandono tenían que subsistir por sus propios medios, las políticas de vivienda, de salud, de educación y otras, no tenían los alcances indispensables para lograr la dignificación de los pueblos y de las barriadas. En ese sentido, a nivel de regiones,   en Acarigua y Araure y en los demás distritos que conformaban al Estado Portuguesa, no escapaban  de esa realidad.


Mientras tanto, el Pacto de Punto Fijo, continuó inalterable como pacto institucional. Es decir, en el Congreso se mantuvo desde Betancourt hasta 1996, el acuerdo para elegir presidente del Congreso a un miembro del partido de gobierno y vicepresidente a uno del partido que perdía, pero siempre en función de AD y Copei, elementos del bipartidismo. El pacto institucional se extendió a la elección de los miembros de la Corte Suprema de Justicia, Poder Judicial, Consejo Supremo Electoral (hoy CNE), Fiscal General de la República, Contralor General de la República y Procurador General de la República.
En lineas generales, para el pueblo venezolano fueron 40  años de sufrimiento, de pobreza, de exclusión social. La solución Como lo dijo Fabricio Ojeda: "Algún día se unirán los civiles y los militares para libertar a la patria". El pacto de la traición, quedó liquidado el 6 de diciembre del año 1998 cuando se acabó con el régimen adeco-copeyano. Desde entonces en venezuela hay una Revolución Social, Popular, Democrática y Anti-imperialista.  

                                   


FUENTES CONSULTADAS
 
Baptista, A. y Mommer, B. (1992). El Petróleo en el Pensamiento Económico Venezolano. Ediciones del IESA. Caracas. Venezuela

Carlos Ojeda. Profesor, Periodista y Cronista de Acarigua. Entrevista realizada en la oficina del Cronista.

Carrera Damas, G. (1993). Una Nación Llamada Venezuela. Monte Ávila Editores. Caracas. Venezuela

CORDIPLAN, (1960)  Oficina Central de Coordinación y Planificación de la Presidencia de la República I Plan de la Nación. Caracas. Venezuela.

Domingo, C.  Fargier, M. y otros. (1994).  Viejos y Nuevos Modelos de Venezuela. Nueva Economía, Revista de la Academia Nacional de Ciencias Económicas Caracas. Venezuela.

Linárez. P. P. (2006) Lucha Armada en Venezuela. Imprenta UBV. Universidad Bolivariana de Venezuela. Cátedra de la Memoria de los años 60. Caracas, Venezuela.

Velásquez, R. J. (1992). Aspectos de la evolución política venezolana en el último medio siglo. En Venezuela moderna: medio siglo de historia 1926- 1976. Editorial Grijalbo. Caracas. Venezuela.
Quintero, R. (1968). La cultura del petróleo. Instituto de investigaciones económicas y sociales, Caracas. Venezuela.

3 comentarios:

  1. LOS LÍDERES Y HÉROES DE PAPEL

    El frenesí por lograr un Monopolio Mercantil Mundial, que solo beneficie a los grupos económicos que componen el Corporativismo Inglés, ha llevado a estos, a dirigir secretamente el crimen organizado por más de dos centurias en el mundo. Estas organizaciones criminales se encargan de incentivar en todo ámbito, la pobreza y la delincuencia; para que abunden sectores sociales víctimas de estos flagelos y otros consecuentes, como la guerra y la droga.
    El fin es inducir en estos sectores afectados el anhelo de vanas ideologías, con sus falsos redentores; estas mismas organizaciones criminales procesan, dirigen y promueven estos líderes “salvadores”; la creación de este contexto es para poder aprovecharse de las libertades, reivindicaciones y derechos de los desposeídos y desadaptados, para usarlos como justificantes; que impulsen el caos, destrucción y despejes de espacios, que puedan llegar a ser competitivos y contrarios a los intereses monopolistas del Corporativismo Inglés.
    Esta Alianza Inglesa domina el mercado mundial desde hace siglos, ella financió con tales fines la aparente revolución francesa y las supuestas independencias americanas. No es Inglaterra quien actualmente gobierna el mundo, se trata de una TESTAFERRA, la llamada Corporación Británica. Esta se apoderó de Inglaterra después de difundir momentánea y falsamente que Napoleón ganó en Waterloo; así lograron bajar las acciones y se apoderaron de la economía de Londres. Ya dominados Francia y España, incitaron con ideas, préstamos, pertrechos y tropas, las falsas independencias de sus colonias; ya, especiosamente lo habían logrado en EEUU. De la economía de Europa se apoderan en su reconstrucción (Plan Marshall), principal fin de la II Guerra Mundial.
    Hoy dirigen mediáticamente la diatriba de derecha e izquierda, antisemitismo y sionismo etc., sus grandes negocios de la explotación de pobreza, inseguridad, banca, droga, e industria bélica, es la fuente de su poder. Todo ha sido dirigido a través de sectas secretas, que en las “independencias” también obedecían a Londres y era la afiliación común de “Los Héroes Emancipadores”. Dichos LÍDERES Y HÉROES DE PAPEL hoy se multiplican en diferentes países e instituciones; el fin es el embaucamiento de las mayorías; para despojar a las diferentes naciones de sus bienes y servicios, manipulándolos hasta el caos o destrucción total del orden actualmente establecido en ellos; para instaurar un Nuevo Orden Mundial; donde solo la Corporación Británica tenga las preeminencias.
    Puede corroborar, este esbozo, en los diferentes libros y escritos de esta web:
    www.lucasblancoacosta.com

    ResponderEliminar
  2. holaa estaa vainaa es muy larga para leerla

    ResponderEliminar
  3. Toda historia requiere de sumo esfuerzo para leer e interpretarla, así como analizarla y poder emitir opiniones sean a favor o en contra, así que necesario es leer y conocer los hechos o acontecimientos históricos con múltiples detalles a fin de poder juzgar.
    La historia política, económica y social de los últimos sesenta años merece, se estudiada, analizada y juzgarla acorde a la manmera de pensar y sentir de cada quien, para mí, es importante analizar los últimos o casi 60 años, después que las Fuerzas Armadas, la Iglesia, el poder económico representado en FEDECAMARAS, además la influencia de las fuerzas injerencistas foráneas, que no es nuevo en Venezuela y nuestra América, influyen en las decisiones polítricas, económicas y sociales, para colocar, elegir, derrocar gobiernos, así cayó Pérez Jiménez, no por acción directa del pueblo, sino por la intervención de esos poderes.
    Necesario es analizar en 2017 los efectos positivos y negativos de los 40 años del Puntofijismo, hegemonía bipartidista, y también los 19 años de la llamada Revolución Bolivariana, la que ya está siendo fuertemente criticada, según percibimos, dejó brechas y por ahí volvieron los vicios, las taras o rémoras tradicionales que no han dejado la siembra del petróleo ni permiten el desarrollo del país, porque existen muchos intereses que desde nuestra Independencia han sido obstáculo para la gobernabilidad, hoy democrática.
    Es menester fijar posición y centrar el análisis en casi 60 años de era democrática, porque profundizando la historia, hay errores más graves que los cometidos por las dictaduras militares o civiles...........

    ResponderEliminar